Situada a un costado de la casa club en Quivira, se encuentra una de las vistas más excepcionales de todo el golf: una extensa área de práctica de dos extremos paralela al mar, con playa, arena, ondeantes olas, y a tan sólo un tiro de wedge de distancia del verde césped. Estas extraordinarias instalaciones frente al mar brindan un paisaje único en el mundo del golf.

El driving range en el campo de práctica de Quivira, que cuenta con greens y bunkers, es realmente dos campos en uno. Un cordón dunar divide la extensa área de golpe en un par de fairways simulados, uno de los cuales se encuentra directamente en la playa. Para los jugadores que se resisten a la distracción de las olas que chocan en el mar o al paisaje de las ballenas que emergen del océano, es un lugar perfecto para entrar en calor. Del otro lado, los jugadores podrán disfrutar de un área de práctica plena de dunas en un verdadero paraje desértico. Para quienes buscan una experiencia más personalizada, el experto personal del club podrá organizar clases y clínicas privadas.

Justo afuera de la casa club se localiza un extenso campo de 18 hoyos para practicar el putting que simula estrechamente la velocidad y la textura de los greens sobre el campo de golf. Junto al putting green de prácticas hay una pequeña área donde los golfistas pueden practicar todos los tiros de anotación importantes como el chipping, pitching y sand play.

¿Dejó sus palos de golf en casa?

Quivira le ofrece renta de equipo TaylorMade de la mejor calidad